…otro inciso…muy práctico (I)

A menudo dudamos de cómo adaptar una estampa que queremos pintar a un lienzo. O al revés, tenemos comprado un lienzo blanco y queremos adaptarle una imagen que deseamos pintar. ¿Cómo se hace? ¿Hay unas reglas que seguir?

Desde luego. Se llama semejanza y desde Tales de Mileto nos permite enunciar unas relaciones matemáticas simples de proporcionalidad entre lados homólogos (es, en realidad, lo que de niños llamábamos una regla de tres directa).

Pero nosotros hablamos de arte, así que dejaré las matemáticas a un lado y describiré un sencillo método gráfico para llevarlo a cabo, así lo entenderemos todos mejor (al final, pondré también las relaciones matemáticas básicas para quien quiera usarlas –pues a veces resultan de interés para proporcionar partes aisladas del cuadro, o ciertas perspectivas sencillas: serán muy simples, de verdad; no quiero perder seguidores –ya sabéis que al célebre físico del Universo Stephen Hawking le dijeron sus editores que por cada fórmula matemática que pusiera en su libro perdería la mitad de los lectores).

Supongamos que tenemos la siguiente estampa para pintar:

Sunlight (Frank W. Benson, 1909)

Sunlight_FrankBenson

Dibujemos una diagonal principal del cuadro y continuemos fuera de él, como si hubiera un gran papel blanco, hasta el tamaño que queramos de lienzo (p.e. tamaño mediano para colgar en pared):

Sunlight_FrankBenson_ampliar

¡Pues así de sencillo es!

Haciendo que la diagonal del nuevo cuadro sea la misma conseguiremos que todo quede perfectamente proporcionado dentro de él: todas las formas se mantendrán semejantes; esto no es algo que podamos ignorar, de lo que podamos prescindir: si no lo hacemos así, la imagen que pintemos saldrá distorsionada (esta mujer no parece tan esbelta y delicada, ¿verdad?):

Sunlight_FrankBenson_distorsion

En realidad, las personas raramente hacemos esto –el cerebro no adapta tal proporción a unas dimensiones nuevas y no semejantes-; lo que suele ocurrir es que nos sobra sitio en el lienzo y no sabemos qué hacer con él (en este caso nos sobraría por los laterales) y, lo que es peor, hay quien lo rellena a su antojo…En el caso inverso, si llevamos la diagonal errónea por el interior, en lugar de por el exterior como en el ejemplo, lo que nos ocurrirá será que no nos cabrá el motivo completo –nos quedaremos sin espacio, y tendremos que dejar sin pintar una parte del cuadro.

Si lo que queremos es disminuir el tamaño, porque tenemos un cuadro grande y queremos hacer una copia más pequeña, basta que sigamos manteniéndonos en su diagonal, y cualquier tamaño dentro de esa diagonal que elijamos nos servirá:

Sunlight_FrankBenson_reducir

Bueno, alguien me dirá que los lienzos que venden no siempre se adaptan al motivo. Si tienes mucho interés, puedes comprar la tela y bastidores de madera y fabricarlo tú con tus manos, a la medida que desees…Sin embargo, si como casi todos compras lienzos en las tiendas, ya sabrás que tienen unos tamaños estandarizados y, por tanto, el único remedio es adaptarte al tamaño más próximo del resultado de tu proporción…para esto ya tienes que emplear las relaciones matemáticas simples que comenté; verás qué sencillo…

La imagen de arriba tiene los lados a y b originales del tamaño: a=13 cm y b=8,36 cm.

Los tamaños comerciales son (en centímetros) –no hagas caso a lo de figura, paisaje o marina, sólo es indicativo y lo usaremos para referenciar la columna de la tabla:

Tamaño_lienzos

Imaginaos que quiero pintarlo en tamaño grande, de aproximadamente 1 m de altura, para colgarlo en el salón de casa. Así que ese será el lado mayor al que quiero proporcionar. Necesito saber el lado base menor que conserva las proporciones del original con esa altura de 100 cm:

…establezco la relación de proporcionalidad entre lados semejantes:

A/a = B/b

(se lee: A es a a como B es a b)

(también vale: A/B = a/b; usa la que más te guste)

y seguidamente opero los valores que tengo:

100/13 = B/8,36

por tanto:   B = 8,36 x 100/13

o sea, B = 64,3 cm

Así que necesito un lienzo de 100 x 64,3. Si miro la tabla, veo que el más próximo es el número 40 de tipo ‘marina’, que mide 100 x 65…¡es casi igual! ¡Perfecto! Me van a sobrar 0,7 cm en total (0,7 = 65 – 64,3), que puedo repartir a cada lado trazando una línea vertical a 0,35 cm del borde izquierdo y otra a 0,35 cm del borde derecho (esa pequeña franja sin pintar –que probablemente mancharemos de la propia pintura del fondo- quedará tapada por el marco). Pues ya podemos ir a comprarlo con toda seguridad.

Siento ser aguafiestas, pero ahora que ya tienes el lienzo te pregunto una cosa…¿sabes cómo colocar dentro el dibujo de manera proporcionada, o sea, sin perder la semejanza?

Pues en la próxima entrega te contaré los secretos del gran maestro Durero…

¡Mientras, podemos seguir practicando mezclas! ¡A pintar, a pintar!

Esta entrada fue publicada en Pintura al Óleo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a …otro inciso…muy práctico (I)

  1. sofia dijo:

    Genial lo de las proporciones, la verdad es que siempre es un gran problema a la hora de encajar un dibujo a los lienzos que venden, así que desde ahora, resuelto. Gracias

Por favor, deja tu pincelada...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s