Vuelvo a dar algunas pinceladas…

Como sabéis he estado bastante tiempo sin pintar y hace un par de semanas me autoimpuse coger el pincel al menos uno de los días del fin de semana: finalmente pude hacerlo el domingo y me puse a realizar en vivo un esbozo con pincel para realizar un retrato: como la modelo es de naturaleza impaciente no se prestaba bien para estas lides, así que tuve que dimensionar muy aprisa los rasgos fundamentales; no me pareció mal porque recordaba la experiencia que contaba Richard Schmid cuando tomaba algunos apuntes de su mujer con una postura incómoda, no sometiéndola a una tortura innecesaria, o porque sabía que la luz que dominaba la escena desaparecería a los 15 ó 20 minutos (acentuar un monosílabo entre dos números para que no se confunda con un cero es una manía de científicos acostumbrados a trabajar en contextos matemáticos, nada recomendables entre humanistas o gentes de letras y mucho menos entre artistas: disculpad la licencia pero soy un científico que sueña con llegar a ser artista…) Pues bien, con esas premisas logré esbozar un busto con cierto parecido a la modelo, sobre todo captando la esencia de su mirada, lo cual me parecía importante, pues es su rasgo más característico, lo que más refleja su alma… El resto no quedó demasiado ajustado al parecido real pero me satifizo en general considerando que la mayoría de artistas de los que he visto vídeos no “clavan” el parecido (más bien lo usan como pretexto para realizar un buen retrato, poniendo en juego sus conocimientos sobre las teorías del color, contrastes de tonos y temperaturas, etc…) De todas formas, ya sabéis que soy de carácter inconformista con este tipo de disculpas así que me propuse que el resultado final debía buscar también el parecido, porque si no, creo que se pierde intensidad en el esfuerzo a realizar… He de decir que me pareció muy agradable realizarlo al estilo de David Leffel, no dibujando el contorno (difícil para mi, pues siempre me gustó el dibujo, desde niño, y era a lo que estaba acostumbrado) sino dejándome invadir por las sensaciones que me transmitían las formas, por las masas, estructurando por manchas todo el modelado formal, llevando el pincel a uno y otro lado como por pulsos de sensación, como si fuera un sismógrafo captando vibraciones. Me divirtió mucho el proceso y espero ir cogiendo suficiente práctica con este tipo de realizaciones para que cada vez me salga mejor a la primera intentona y coger seguridad en el trazo y el pincel: lo digo porque quedó lejos de parecerse, como ya he dicho, obligándome a un trabajo posterior intenso en este sentido. Digo intenso porque, si bien las sesiones de trabajo no fueron muy largas, si lo fueron de mucha concentración. Introduje más diversión con algo que me gusta mucho hacer en los primeros pasos del cuadro: aplicar con brocha grande los fondos, aguarrasando mucho el óleo de forma que parezca casi como una acuarela, y dando grandes brochazos muy expresivos en el fondo, dejando caer la trementina entintada por todo el lienzo, transgrediendo los bordes y contornos con un manchado muy artístico, donde uno expresa sus sensaciones de forma muy vitalista. Es algo fantástico y que os aconsejo, eso sí, controlando siempre bien las mezclas para que no acabe en un gran “muddy”: mostrarse expresivo y artístico no quiere decir obviar la teoría; bien al contrario, el arte empieza cuando la teoría ha calado tanto en las sentinas de tu alma que puedes olvidarla porque ya forma parte de ti –¿será que se aloja en el cerebro reptiliano, donde Descartes creía que descansaba nuestra alma? Pues este es nuestro objetivo…

El resultado final en su estado actual (aún no sé si daré algún retoque más, quizás en el fondo y algo en los ojos, ya con Liquin cuando esté suficientemente seco) es el que os muestro:

IMG_1099

…como el rasgo fundamental es la mirada, he querido dejar el pelo y parte baja sin demasiada definición, aunque dejando constancia de sus rasgos característicos, pues también definen a la persona, pero sin distraer del ‘target’ ¿recordáis?

La verdad es que estoy satisfecho del resultado…que he terminado hoy: 3 sesiones de unas 3 horas cada una. He disfrutado mucho en el proceso, sobre todo en la última sesión, con el parecido casi logrado, donde he sentido que era yo quién dominaba el valor y las mezclas, la alternancia de temperaturas, etc…los últimos retoques corren el peligro de sobrevenir en ‘overworking’, así que antes de seguir dando pinceladas es mejor dejarlo cuando tienes un resultado correcto y decidir en otro momento qué hacer: al menos así me lo he planteado yo, ¡que me conozco…!

Espero que os guste también a vosotros: el arte también tiene este puntito final de satisfacción compartida, si es para bien, claro… Bueno, creo que ya me conocéis algo, así que admito críticas, ya sabéis…me ha costado bastante trabajo lograr una foto más o menos fidedigna con los colores y valores o temperaturas: según le de la luz natural, siempre de forma indirecta, y el ‘white balance’ que se elija en la cámara, los colores saldrán demasiado cálidos o fríos; los brillos se exageran más o menos y se aplanan algunas áreas…en fin, toda una ciencia que me trae de cabeza, aunque también voy aprendiendo poco a poco desde que me compré la Canon EOS 1100 con gran angular y teleobjetivo (para novatos con pretensiones, jajaja) Aún así, sigue habiendo diferencias con el original: no sé cómo decirlo, los brillos tienen más “surrounding”, no están tan cortados; no sé si es que la cámara capta algo lo que hay en las capas inferiores…Tengo que aprender más para conseguir fotos más coincidentes. El original es algo mejor que lo que muestro –lo cual queda muy bien, porque me hace parecer mejor. OLÉ.

Esta entrada fue publicada en Pintura al Óleo. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Vuelvo a dar algunas pinceladas…

  1. ike21 dijo:

    Lo primero que quiero comentar es que soy un fan de tu blog. Me lei todas las entradas una tras otras, pero sobre todo lo que más me llama la atención del blog es tu forma “científica” (por llamarlo de alguna manera) que usas para analizar tus pinturas y las ajenas.

    Me gusta leerte porque éste no es un simple ego-blog en el que el autor expone sus cuadros y ya está. Aquí hay mucho más y en mi opinión, ahí es donde se demuestra quien es artista y quien no. Ahora mismo recuerdo las entradas en las que analizas las paletas de diferentes pintores o las entradas sobre la rueda de color y yo las definiría como VERDADERAS CLASES MAGISTRALES.

    PD: Si se permite la crítica de alguien que ha empezado hace poco tiempo con el óleo, yo le retocaría un poco el cuello. No sé si es porque tiene un tono más pálido que la cara, pero yo le añadiría algun matiz o sombra debajo del mentón para enriquecerlo y que no se viera tanto como un cilindro.

    • Muchas gracias por tus palabras (creo que lo de “clases magistrales” me viene grande, pero si las explicaciones que doy sirven para que algunos de nosotros entendamos mejor los conceptos entonces es que el tiempo que me lleva merece la pena) y gracias por seguir el blog, Ike…espero que aprendas y practiques disfrutando con ello. La verdad es que sois unos magníficos fiscales del tema que abordamos porque he de confesarte que también yo veía algo en el cuello que no me acababa de convencer: se trata de que la zona oscura bajo la oreja deja a ésta muy exenta del resto y queda raro (en el original la sombra tiene más matices -al modo de Zahoming Wu- y no se hunde tanto pero aún así estoy de acuerdo contigo en que no está conseguido: esto se debe a que he tratado de sacar mechones de pelo desde esa zona, saliendo desde la oscuridad hacia la tenue luz frontal (la luz intensa está detrás de la modelo, como podéis apreciar); tratando de adecuar los valores de forma correcta he exagerado la oscuridad ahí y no he logrado el efecto perspectivo de irse acercando los mechones hacia el frente…trataré de hacerlo mejor, me parece interesante. Muchas gracias por destacarlo, tienes toda la razón: la verdad es que sois unos linces y me ayudáis a encontrar defectos o a confirmar los que a veces tu alma se niega a reconocerte aunque íntimamente sabes que están ahí; este era el caso…también eso es lo malo de querer acabar antes de tiempo o dejar zonas no destacadas para que el ojo del espectador se dirija al target: dentro de la zona no destacada (ropajes y puntas finales del pelo) puede haber elementos que no puedan obviarse porque si lo haces estropearán el conjunto: en este caso no pretendí hacer del cuello un cilindro (ese es un ejercicio que creo haber superado ya) y sin embargo, como destacas muy bien, ni queriendo lo hubiera hecho más cilíndrico…ahora mirándolo en la foto no puedo evitar sonreirme por lo rápido y bien que lo has captado. ¡Directo al grano, si señor! Así somos aquí…de verdad que me parece fantástica la actitud que venís demostrando en vuestros comentarios y emails: lo dicho, sois unos fieras…no dejemos escapar ni una: sólo así avanzaremos.
      Para acabar, te animo a que cuando tengas ejercicios o dudas que quieras comentar te animes a mandarlos. No se si el modo taller podrá mantenerse porque me exige más tiempo del que tengo, pero pienso que otra forma de abordarlo podría ser exponiendo lo que me mandéis y que entre todos se comenten los que más interesen, a libre decisión del público que, como suele decirse, es sabio.
      ¡Suerte y que disfrutes con los pinceles!

  2. Juan Pablo dijo:

    Bravo Miguel!, muy bien y pintado en vivo con todo lo q significa …salvando el detalle q mencionan sinceramente no lo tocaría mas (quizás se solucione saturando un poco la zona de transición del cuello sin siquiera modificar los valores (insinuando el esternocleidomastoideo q ahí no tensiona), o endureciendo el borde del cuello de la ropa (resaltando la linea roja) tal vez sea otra alternativa mas rápida, mi humilde opinión.)

    Me gusta la expresión, la modelo parece q hablase y eso es más q importante, el trabajo en la zona de las orbitas de los ojos y boca, la frescura de la pinceladas de los pliegues de la ropa ..q mas decir cuando habla por si sola…salud!

    • Gracias Juan Pablo, intentaré corregirlo un poco más de lo que me das a entender; de hecho ya estoy en ello. Para avanzar hay que arriesgarse -eso sí, con cabeza, siempre con cabeza…lo mostraré cuando lo tenga acabado porque a la modelo le ha gustado y me lo ha pedido para enmarcarlo (y eso ya es peor…jajaj)

  3. Sofia dijo:

    (M)…ASOMBROSO!!! nos encanta el trabajo, está genial, el parecido es perfecto y el estilo que le has dado me encanta, es moderno y a la vez perfectamente equilibrado, el colorido fascinante, en fin, para mi que te superas dia a dia.
    (P)…Has cogido una línea científica tal como te dice un comunicante que creo acertadísimo. es novedosa y pienso que representa una verdadera divulgación de las entrañas de la pintura que puede estimular a muchos, a practicarla o cuando menos a admirarla mas concienzudamente.

    Gracias por tu magnífico blog…

  4. Pi dijo:

    jo Miguel ( je,je…), acabo de alucinar, nunca me habia metido en tu página y me ha encantado, ya la vere más despacio, pero no queria dejar pasar el enviarte esta admiración: ¡ WASH !-
    Un besito con todo mi cariño..

  5. ana gonzales dijo:

    Me gusta mucho pintar quiero apremder hecar pinceladas

Por favor, deja tu pincelada...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s