La luz (II)

¿Puede la luz representarse de cualquier manera? Bueno, sabemos la respuesta; evidentemente no, pero me refiero a si dado un determinado flujo de luz sobre un objeto, podemos crear los tintes a nuestro antojo…veamos, quedará más claro con imágenes:

Supongamos un sencillo objeto blanco, por ejemplo un cubo, sobre superficie de tono medio, recibiendo un foco de luz superior izquierdo, y creando una única sombra.

cubo_blanco          cubo_blanco_fondo_gris

ambas representaciones pueden valer, la primera con luz difusa (o foco alejado) y la segunda con luz más concentrada (o foco cercano)

-pintamos la segunda, a ver qué tal-

IMG_1764

Parece una representación más o menos adecuada ¿no?

Probemos a darle otros saltos de valor en las caras en sombra, intentando conservar el aspecto blanco del objeto en la luz y cara superior –medio tono o color local/propio:

cubo_blanco_fondo_gris2          cubo_blanco_fondo_gris3

Se trata de una imagen más dramática, más propia del claroscuro; probablemente la cara en sombra de la primera es algo débil, para lo fuerte y contrastante que resulta la sombra. Parece más verosímil la segunda.

Un axioma:

“El valor de una sombra proyectada está determinado por el valor del objeto en que se proyecta, no por el de aquel que la proyecta”.

Por eso sólo tocamos las sombras (luego veremos qué ocurre si no)

Probemos con un cubo de tono medio (cercano al tono del fondo, por tanto el valor de la sombra proyectada ha de ser muy cercano al de la cara en sombra del cubo –por el axioma que luego enunciaremos):

cubo_gris

IMG_1765

También parece adecuado…¿alguna otra combinación?

cubo_gris2

Bueno, parece que funciona siempre y cuando toquemos sólo las sombras, no las luces…por ejemplo:

cubo_blanco_o_gris_fondo_gris          cubo_gris_claro_u_oscuro

El primero debiera ser blanco, pero ahora somos incapaces de decir si no será gris con fuerte luz en la cara frontal; igualmente, el segundo debiera ser gris, pero desconocemos si es claro u oscuro, o es negro con fuerte luz en la cara frontal…

Cubo negro…:

cubo_negro

¿lograremos darle solidez?

IMG_1763

Bien, parece verosímil…en este no caben muchos más juegos, sino tocando las luces, para ampliar la escala, pero entonces ya vimos arriba que parecería gris claro u oscuro…

Parece evidente entonces que hay una interrelación entre la luz ambiente y cómo la reflejan los objetos, y no cualquier representación parece válida.

He aprovechado unas prácticas que realicé para un ejercicio con otro propósito, muy didáctico, pero que me ha parecido interesante investigar en esto otro. Las prácticas en cuestión vienen de un interesante blog:

http://www.learning-to-see.co.uk/newhere

Paul Foxton nos cuenta en su blog los problemas que se encontró al tratar de pintar el cubo blanco, ya que el rango de tonos desde la sombra (de valor 2) hasta la luz máxima en la cara frontal quedaba sobrepasado. Esto se debe a que venia realizando los ejercicios copiando directamente los objetos de la realidad, comparándolos con su sistema de etiquetas Munsell:

Munsell’s set:                munsell-set

 

5-top-plane              grey-cube-palette

5-values          v5-cube

En este sentido, como la sombra depende de la superficie en que se proyecta, la sombra tendrá un valor 2 en todos los cubos (negro, gris y blanco). Él comienza pintando este cubo gris, con el resultado mostrado (que es el ejercicio que yo he realizado –copiar su cubo, no el cubo real, puesto que yo no tengo el ‘juego Munsell’).

Luego realiza el negro (con la cara luminosa de valor 4):

v1-cube

y, finalmente, el blanco, donde se queda sin escala, porque su valor 10 es más oscuro que la cara luminosa del cubo que ve. Para igualarlo, debe variar su ángulo hacia la luz, pero entonces le cambia el valor de la etiqueta de sombra necesaria:

light-plane-cast-shadow

10-values

En fin, cuestiones interesantes de un estudio con los objetos de Munsell y que merece la pena leer. Yo he tratado aquí las más relevantes, e introducido otra reflexión que me suscitó.

Posteriormente realiza otros ejercicios, que pienso acometer, porque es la antesala de una mejor comprensión de aspectos tonales que de otro modo pasan desapercibidos y sólo encuentras cuando te enfrentas con ellos; por ejemplo, se me ocurre que en este siguiente ejercicio, debemos encontrar el modo de recorrer TODA la escala tonal sin quedarnos fuera de tono –sin escala-, pero además el ejercicio nos obliga a encontrar y mezclar una gran cantidad de valores diferentes para que cada ‘color’ sea verosímil:

three-cubes-small3-cubes-values

neutral-palette

three-cubes

obteniendo, además, una interesante demostración:

…cuando la luz es difusa, esta gama del negro al blanco es suficiente; pero al introducir una luz fuerte, con contrastes de claroscuros, hay que hacer sacrificios, pues la escala se queda corta; para aumentar la relación entre algunos tonos (su contraste de valor) otros deben ser sacrificados. Hay tres maneras de hacer esto: la primera es comenzar cerca del final de tu escala de luces y, tomando algo muy cercano al blanco puro como tu brillo más alto, obtener su relación con el tono siguiente más próximo en la luz, y seguir así, tono por tono, desde el más claro al más oscuro…

Ocurre que alguien nos anticipa que realizándolo de este modo, lo más seguro es que ‘choques’ de bruces con el negro antes de tiempo…cita a Rembrandt y sus ‘pinturas negras’ como ejemplo de esto. Su solución, segunda vía, es comenzar con la luz máxima y la oscuridad más baja de la escala, y avanzar desde ambos focos conjuntamente.

El tercer camino es el opuesto al primero…comenzar desde el extremo oscuro de la escala, consiguiendo a continuación una buena relación tonal entre este extremo y el tono siguiente junto a él, avanzando así sucesivamente hacia la luz. De este modo tropezaremos inevitablemente con el blanco antes de haber alcanzado el punto más luminoso de nuestro objeto en la naturaleza, por lo que habrá que retocar todas las luces igual que el primer método nos obligaba a retocar todas las relaciones en la sombra.

Así que parece que el segundo método, colacar la luz y la oscuridad máximas desde el principio, logra ‘contraer o comprimir’ la escala tonal, trabajando hacia el centro…

Bien, parece un buen ejercicio para practicar todo esto con nuestra escala de 9 pasos. Hay que ajustar bien los tonos; fijaos en el cubo blanco (la segunda representación parece más verosímil que la primera):

3cubes-twice-b

Añado otros interesantes de realizar (el primero, la esfera, merece tomarse su tiempo y realizarlo correctamente, aunque jures en hebreo por el camino):

v5-sphere

8-5-3-spheres

10-5-1-spheres

…fijaos cómo en este cuadro de arriba de las tres bolas se falla en la perspectiva: parecen no estar en la misma superficie, y que unas están más altas que otras, o en un plano inclinado: ¡ojo con esto!, son las sombras las que recrean los volúmenes y las perspectivas, así que hay que marcarlas con el dibujo de contorno perfecto (no con el contorno definido, sino en la dirección adecuada –en los retratos es vital para dar volumen a la nariz y toda la zona sobre el labio superior de forma creíble).

cube-sphere-1cube-sphere-2cube-sphere-3cube-sphere-4cube-sphere-5cube-sphere-6cube-sphere-7cube-sphere-8cube-sphere-9cube-sphere-10cube-sphere-lemon

cube-sphere-cube

cube-sphere-pepperneutral-pearsilver-cupsake-bottle-walnut-2-small

coffee-pot-setupcoffee-pot-grey2-half

5yr-spheres-2

¡Suerte con el pincel y los tonos! La vamos a necesitar…

Esta entrada fue publicada en Pintura al Óleo. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La luz (II)

  1. Fernando dijo:

    Hola Miguel, felicidades. Este blog está tomando un peso ya considerable desde el punto de vista didáctico. Con respecto a los valores, aun siendo útil conocer la escala de valores en el gris con sus numeritos, entre pintar con numeritos o entornando los ojos, a mi me sale mejor, más natural, poniendo cara de malo (squint, squint, squint, que dice David Gray), y al final de esto, lo intentas emparejar y resulta que no se parece el valor al que en teoría tendría que ser su número. A lo mejor lo hago mal pero…

    • Gracias Fernando…es evidente lo que dices. Pero estamos hablando en esta entrada de unos ejercicios de Munsell, así que hay que acudir a los números. Por favor, estad atentos al contexto en que digo las cosas, porque nada más lejos de mi intención que liaros. Si no quieres practicar a Munsell, bien, aunque yo te lo aconsejaría…educa mucho el ojo. Si no, ánimo y a pintar ‘squintando’ (para igualar las etiquetas de Munsell también hay que hacer squint; y para las cartas de R. Schmid, y para todo: el squint es al pintor lo que la clave al músico)

  2. Juan Pablo dijo:

    Miguel, te respondo acá desde el último comentario:

    Creo q no ayuda del todo, ya q estamos hablando de la luz desde el comienzo disociándola al color desde la entrada : La luz I.
    Entonces el tema y las demostraciones tienen un claro enfoque tonalista, Trato de estar atento al contexto con que decís las cosas, pero sabemos q la luz es color, y como no hablamos mal del colorismo vale considerar la demostración para éste último también..y para ver si ayuda…
    Aquí el mismo link q dejé en la entrada anterior con la demostración desde el enfoque colorista q demuestra q sí, q el color compensa la falta de contraste de valores, también con un cubo:
    http://www.wetcanvas.com/forums/showthread.php?t=610045&page=3

    Desde los ejercicios Munsell, desde el enfoque tonalista claro q sirve, mucho. Solo recuerdo una entrada donde decís q la sombra proyectada siempre es mas oscura q la sombra propia. Es lo único q no me queda claro.
    Quiero practicar estos ejercicios, y los de las esferas de colores de Alejandro De jesús de las primeras entradas.

    Fernando: otra forma de “squint” es con mirada períferica, algo de lo q habla Casey Baugh. Y si uno es miope sirve quitarse los anteojos.

    Saludos.

    • Gracias Juan Pablo…he leido el interesante link que aportas y, aunque no estoy de acuerdo en todo lo que allí se pretende demostrar, si lo estoy en lo que pretende representar. Creo que esto merece una entrada así que os emplazo a ella. También te digo que si algún día quieres aportar algunos comentarios con imágenes que te ayuden a explicarte, etc., se me ocurre que podemos encontrar un camino para hacerlo posible: o bien haces un word y me lo envias y yo lo publico, o bien creas un blog para esos comentarios y luego creamos aquí un enlace a la entrada correspondiente. Pienso que podría valer.
      Respecto a la sombra propia y proyectada, creo que hice ese comentario de pasada, hablando del retrato. En los objetos claros (y la piel lo es) suele ser habitual : aún así, si reducimos a 5 tonos el cuadro, enseguida uniremos la sombra proyectada con el mismo valor que la ‘core shadow’. No son ‘leyes’ sino orientaciones dadas por alguien como yo en su propio proceso de aprendizaje, pero creo que no es del todo desafortunada para empezar a manejarse y entender las sombras. Esa orientación no nos quitar de poder entender que un objeto claro con luz muy difusa casi no creará sombra, o será muy tenue. O que un objeto muy oscuro o negro con luz difusa, tendrá una sombra proyectada más débil de como se ve su sombra propia: pero en realidad no es la sombra propia lo que se hace más fuerte sino esa sombra propia (del mismo valor por ejemplo que la proyectada) unida al color propio del objeto, en este caso un negro muy oscuro. Está claro que el valor-color de los objetos modifica el de la sombra. Si acaso lo ampliaré también en la entrada…

      • Por cierto, y se me ocurre a bote pronto (olvidé mencionar este efecto): si bien la sombra depende del objeto donde se proyecta -y podemos asumirlo como cierto-, el objeto que la proyecta juega un papel muy importante que el señor Paul Foxton no ha mencionado (también lo ha olvidado): el reflejo que provoca en ella; así que un objeto blanco proyecta la misma sombra que uno negro sobre una mesa gris neutro, pero el blanco recibe luz ambiental que refleja sobre esa sombra proyectada, aclarándola hasta donde su reflejo llegue (dependerá de lo reflectante que sea su material) y el negro sin embargo reflejará muy poco o nada, dejándola inmutable prácticamente. Por eso, si miramos bien atentos las fotos de los ejercicios de Paul, al menos en alguno así se nota, las sombras proyectadas de los cubos y bolas blancas aparecen sutilmente aligeradas en su parte más interior respecto a la de los mismos objetos negros…claro, es la conocida sombra reflejada, que juega un importante papel de mutuas interacciones tanto en la sombra propia como en la proyectada…

        • Juan Pablo dijo:

          Te respondí en la entrada “sobre el colorismo y tonalismo” las demás cuestiones.. Gracias por tu explicación sobre las sombras, me sirvieron mucho.

    • Fernando dijo:

      cierto lo de la mirada periférica.
      Saludos

  3. Leticia dijo:

    Miguel, una vez más: gracias.
    Poder disponer del tiempo propio es un regalo de la vida que no tiene precio y pocos valoran. Cuando yo “encuentro un hueco” me quito el disfraz de autómata superviviente y saboreo tu blog. Disfruto indirectamente tanto de la pintura, que adoro, como de la prosa. Tus comentarios son rigurosos, inteligentes, adecuados y exhaustivos.
    ¡Vivan la cultura, la educación, la inteligencia, la sensibilidad y la calidad humana!, ¡ABAJO ESTA INSULTANTE MEDIOCRIDAD QUE LO INVADE TODO! ¡Enhorabuena y sigue adelante!

  4. mariafatimaaa dijo:

    Todavía no lo he leído todo bien para asimilarlo.
    Tengo un libro de Parramón que dice que para hacer las sombras hay (más o menos) que mezclar el color local más oscuro, con un poco de azul y un poco del complementario del primero.
    De todas formas esta entrada tengo que leerla detenidamente.

    María Fátima

    • Es una buena orientación (que no ley) de Parramón: alguien dijo que veía azul en todas las sombras (hasta Leonardo lo notó). Lo mejor es que pruebes esas indicaciones con ejercicios simples y veas cómo funcionan; eso te ayudará a ir ajustando. Añade el complementario poco a poco, para no embarrar; prueba también con los vecinos del complementario, para jugar con las temperaturas. Juega también con las saturaciones. Mezcla, prueba, tantea…y disfruta del proceso de descubrir cosas nuevas.

  5. SUSANA dijo:

    MARAVILLOSO, GRACIAS POR SU GENEROSIDAD, AL ENSEÑARME!

Por favor, deja tu pincelada...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s