Sobre el colorismo y el tonalismo…

A raíz de unos comentarios en algunas de las últimas entradas al blog se ha suscitado cierta polémica, muy jugosa, en torno a esta cuestión. La divergencia de interpretaciones es importante e interesante, pero está habiendo cierta confusión respecto a lo que quiero transmitir: será torpeza mía para explicarme, y no quiero que eso contamine el interés del asunto. Me gusta y me parece bien discrepar siempre que queden claros los argumentos, porque de ellos es de donde extraemos el jugo. Seguro que todos encontraremos razones de peso que nos auxilien, no será necesario mermar una para ganar otra, ni siquiera como recurso dialéctico, ya que se empobrecería el contenido final. Y estoy seguro que ambos enfoques se salvarán, pues la historia del arte ya los ha juzgado y salvado.

Me han comentado que en el artículo de La Luz (I) disocio la luz del color, dando un claro enfoque tonalista…

Y es totalmente cierto: nunca he ocultado ese enfoque tonalista; creo que más bien al contrario. Pero no es que disocie la luz del color porque crea que debe hacerse así en el arte, y esto es importante para no asumir preceptos que rechazo, sino que me sirvo de ello para descubrir en qué consiste el éxito de lograr la luz en un cuadro. Es como si para estudiar la estructura cristalina de un mineral lo redujera a unas partículas miradas en el microscopio. No diría que el mineral son esas partículas, pero me sirven para observar su cristal molecular y hacer deducciones más concretas sobre el mineral…Seguro que muchos encontraréis ejemplos similares de cómo simplificando cosas podéis descubrir y explicar otras más complejas. Dando por sentado que muchos habéis leído las extensas entradas que hice sobre los contrastes (de valor, temperatura, simultáneos, etc…), creo que con eso ya habría puesto sobre el tapete una buena introducción de cómo participa el color en una composición…aún así, he realizado muchas otras referencias al color per-sé; pero creo firmemente que hablando de la luz, y al mostrar en aquél artículo imágenes de intentos fallidos –para mi- de lo que era su tratamiento en un cuadro (con independencia del enfoque tonalista o colorista), opté por indagar en qué consistía su éxito y me planteé cómo estudiarlo. A la vista de este objetivo sí se puede optar por un enfoque tonalista o colorista, pero no como una posición a favor o en contra –que además tampoco tendría por qué tomar, dado mi cortísimo conocimiento y recorrido artístico-, sino como una excusa para descubrir cosas. Y es interesante la disyuntiva.

Veréis: supongamos que hubiera elegido el enfoque colorista para entender cómo se pinta la luz. Me habría apoyado en algo así:

monet2

(Impresión, sol naciente –Monet, 1872 Museo Marmottan-Monet de París)

¡Qué maravilloso ejemplo! Casi tiemblo por tratar de aproximarme a él, de interpretarlo…¿Queréis que sea sincero? Puedo elucubrar un buen rato, con mayor o menor acierto, sobre sus maravillosos colores, sus armonías, saturaciones o contrastes de color, etc…Pero me temo que sea incapaz de descubrir en él cómo se puede pintar tan majestuosamente la luz. Supongo que no estoy preparado ni para intentarlo. Es que mirándolo, realmente, como decían de las obras de Mozart, adviertes que no sobra ni falta nada; parece tan simple…pero cualquier intento de hacer algo similar fracasará, a no ser que seas el propio Monet…A pesar de que es impresionante, no me sirve para descubrir, ni mucho menos explicar, cómo se pinta la luz.

Así que opté, ahora sí, por el enfoque tonalista…ved la entrada La Luz (I) y la señora sentada en el porche del jardín…o los de Kate Sammons. Ahí si me puedo aventurar a descubrir cosas y tratar de explicarlas. Y ese es el camino que estoy siguiendo…

¿Es acertado mi enfoque? Para mi si, aunque no sea mucho decir, porque me sirve y me ayuda al menos a tratar de encauzar la luz en mis cuadros y explicar cómo creo que puede entrenarse. Pero esto es un modo de descubrir, estudiar y explicar cosas, que no tiene nada que ver con adoptar una postura u otra entre los enfoques tonalista-coloristas. Es como si alguien te dice que para comprender y estudiar filosofía primero necesita acudir al contexto histórico; no es que tenga una postura determinista o materialista de la vida, sino que ese estudio previo de la historia probablemente le ayudará a comprender cosas…

Ahora vamos con la segunda cuestión, donde ya sí que entra este enfoque. Un amigo del blog me argumenta que queda demostrado que el color puede compensar perfectamente la falta de contraste de valor en un cuadro y que luzca perfectamente realista sin priorizar el valor, compensando con distintos contrastes…

Bien. Antes de nada, convendría ponernos de acuerdo en si es necesario lograr un “perfecto realismo” desde el colorismo, si es ese su objetivo…En esto no estoy de acuerdo…pero además, creo que no se puede conseguir un realismo perfecto sin la propiedad del valor, igual que no podemos hablar sin cuerdas vocales; otra cosa es que aún así, nos hagamos entender, o sea, que sin el valor logremos una ‘representación’ más o menos abstractiva de la realidad, pero eso dista mucho de ser un “realismo perfecto”. Luego bajo mi punto de vista no queda demostrado. De hecho, yo creo que el foro mencionado (que tiene cosas interesantísimas) pretende demostrar algo diferente (la pregunta de origen es distinguir bien entre valor y saturación), aunque es cierto que algunos del foro se empeñan en tratar de demostrar lo que muy bien dice nuestro amigo. Y no alcanzo a entender el por qué…creo que no es necesario abogar por un realismo colorista; basta con querer ‘representar’ la realidad. Por ejemplo, como demostración de esa representación una persona de ese foro presenta lo siguiente:

82335-monet-saturate1      82335-monet-saturate2      82335-monet-saturate3

…y su prueba concluyente es decir que en esas imágenes coloristas la saturación y el brillo del color dan más “punch” de lo que el valor podría conseguir. Y está muy bien argumentado, orientando bien el asunto de verdadero interés. No dice ‘más realismo’. Y es cierto que tienen más ‘punch’ y por eso se le llamó “impresionismo”. Pero lograr una ‘representación’ más efectista, impresionista, con punch, o como quiera decírsele, no es lograr más realismo. No comprendo bien la obstinación en mezclar esta cuestión, no siendo necesario hacerlo para demostrar la magnífica validez del colorismo para representar una realidad sin acudir al realismo. Y además, sinceramente, veo innecesario decir todo esto, porque es obvio que a todos nos producen emociones evidentes un cuadro de Monet o de Van Gogh…así que creo que lo erróneo no es el tema enfoque tonalista vs colorista, sino la pretensión de algunos del foro de confrontar lo evidente.

Que los tres cuadros de arriba tengan poco contraste de valor no significa nada en sí mismo, más que están en clave menor intermedia (clave menor: poco rango de valores –intermedia: predomina el valor medio), donde con los contrastes de color y temperatura se logran todos los efectos que el artista quiere para transmitir sus emociones de la escena.

También hay otro maravilloso ejemplo –el foro merece la pena- donde se igualan totalmente los valores de un cubo, dejando que todo el trabajo lo realicen el matiz y croma:

117343-Chroma-BW

(en esta capa previa superior se puede ver cómo cierra más la pintura en la cara en sombra, para que penetre menos la luz natural; luego en la cara superior, con estrías este-oeste y finalmente la frontal, con el grano más abierto: todo es blanco, pero se ayudará de la penetración de la luz incidente para crear un poco de tonalismo)

117343-Chroma-colour

…fijaos en el esfuerzo que hay que realizar para lograr una ‘representación’ de la realidad que el valor logra de forma inmediata: una vez más me sirve de excusa para demostrar que con el valor es más fácil entender la luz (si yo, cada vez que quisiera estudiar, interpretar y explicar la luz tuviera que recurrir a estos artificios me volvería un poco loco). No desprecio en absoluto este ejercicio de arriba, ya que nos da herramientas muy sólidas para ampliar, primero, nuestro conocimiento del color (y del valor, por cierto, pues no es fácil dejar un naranja, verde y gris en el mismo valor y que todos parezcan luminosos –convendría intentar realizar este ejercicio) y, segundo, para expresar emociones, sensaciones, sentimientos en fin…

Acudo un momento a Van Gogh…

van_gogh_3

…colorismo puro…

…bueno, la estructura facial está bastante ‘valorada’:

van_gogh_3_2

van_gogh_3_2

Y es que una cosa es el paisaje y otra el retrato…donde el color puede crear la impresión, pero el valor bien puede hacer su trabajo:

autorretrato_vincent_van_gogh_bella_arte_del_vin_tarjeta_postal-p239475211800455785baanr_400autorretrato_vincent_van_gogh_bella_arte_del_vin_tarjeta_

cover_ka_van_gogh_0801081406_id_14994imagesCACP3JAHportada-van-gogh

…hasta en la más abstractiva representación crea lo necesario para que ‘se comprenda’:

van-gohg-autoretratovan-gohg-autoretrato2

…igual que el ejemplo del foro, con suficiente contraste de valor para que auxilie el color en el resto, haciendo muy bien ese otro trabajo:

23609-Secor-Baptism_bw23609-Secor-Baptism_color

…porque sólo desde el colorismo, sin acudir en auxilio del valor, lograremos imágenes bellísimas:

Isabel femmeraya_verde7_cubismo_colorista_arte_enlace_1_smallvangogh2Vincent_Willem_van_Gogh_128

…como una representación abstractiva de la realidad…

Y como dice Lhote, cuando se mezclan ambas visiones, también se produce una eclosión de sensaciones…

pintura_al_oleo_408838_t0

imagesCAOC4Y5M

s Kuzma Petrov-Vodkin (Russian artist, 1878-1939) Girl in red scarf (worker), 1925

s Zinaida Yavgenyevna Serebryakova (Russian artist, 1884-1967)_ Self-portrait wearing a scarf_ 1911

Esta entrada fue publicada en Pintura al Óleo. Guarda el enlace permanente.

31 respuestas a Sobre el colorismo y el tonalismo…

  1. Juan Pablo dijo:

    En el ánimo de no seguir debatiendo aquello q pareciendo evidente, ya no aporta nada, solo deseo compartir lo siguiente: transmití mi experiencia sobre el tema pensando en aquél principiante q aún no toma un pincel, que no ha abierto un óleo y que le paraliza el miedo de “manchar” un lienzo. Tenía presente q éste q era un blog pára principiantes, sin embargo, por razones obvias del trabajo y del tiempo se está elevando tanto el nivel q pensé se correría el riesgo de olvidarse de ellos. Aún cuando lo temas q tocamos son básicos para aprender a pintar, siendo tan técnicos, pueden inhibir el interés temprano y espontáneo de un principiante.
    Como siempre Miguel te agradezco tu enseñanza, tu esfuerzo, tu solidaridad y tu pasión por la pintura al óleo.
    Hasta pronto…

    • Gracias Juan Pablo. Agradezco tus aportes y tus valiosos links.
      De todas formas no creo que el nivel sea tan avanzado…si nos lee un profesor de Bellas Artes lo verá bastante trivial, así que los pies deben seguir en el suelo. Me apena que digas que el tema ya no aporta nada…porque el tema nos sobrepasa ampliamente y aportará lo que sigamos aprendiendo de él, cada uno desde su punto de vista. Yo creo que el recorrido natural es acabar en el colorismo (le ha pasado a muchos artistas), pero supongo que hasta que llegue a ese punto sólo podré de vez en cuando hacer alguna prueba que otra. De todas formas es mi aprendizaje lo que aquí expongo, claro, y voy a un ritmo que no es probable que coincida con el vuestro.
      (Por cierto, te he comentado cosas en las entradas anteriores, incluso con una propuesta para publicar tus análisis, que no has respondido)…espero tus comentarios.
      ¡Ánimo con el pincel!

      • Juan Pablo dijo:

        Gracias por tus ánimos e insistencias a pesar de lo q ya expliqué. Por cierto, me cuesta ponerme en los ojos de un profesor de bellas artes para hablar del nivel del blog, me sale mas fácil desde el lugar de un principiante q ya ha abierto óleos y manchado su primer lienzo. Entonces depende lo del lugar de los pies, desde dónde lo mires y desde cuánto calces .
        Todo gira en ésta cuestión, porque principiantes autodidactas debatiendo, resolviendo y decidiendo por dónde es q debe comenzar un principiante es un poco absurdo, “muy loco”, mas aún desde un debate técnico, debería alcanzar con contar desde la experiencia, sensibilidad y predisposición de cada quién. Y no dije q “el tema” ya no aporta nada, es el debate lo q ya no aporta por lo q explico y lo q expliqué en mi comentario anterior. Pero no tengo problemas de explicar lo q haga falta si se banca la extensión de la lectura.
        Asumiendo q en ésta entrada te referís a mí cuando decis: “a raiz de algunos comentarios”, “me han comentado”, “un amigo del blog me argumenta”, tengo entonces q decir q ví varias cuestiones distorsionadas y desvirtuadas q no quise aclarar para no confundir a un principiante, o al lector q entra a tu casa. Pero insistís, entonces no tengo problemas en volver a explicarme y recordar algunas cosas necesarias para tratar de dejarlas en claro. Te agradezco la gentileza en proponer q abra un blog para explicarme, pero creo no hará falta. (Yo también hice muchos planteos de cosas q pasaste por alto y respondiste desde lugares de menor importancia, te lo recuerdo en criollo.)

        Entonces, esta entrada se divide en dos cuestiones q al no interpretarme estan mal divididas, lo explico mejor:

        La primera: en toda la explicación pareciera q te acuso por tratar el tema luz disociándolo del color, y creés q afirmo, q ese no es el camino correcto por elegir un enfoque tonalista, q tratás desde la entrada “la luz I”.
        En absoluto es así, primero porque no soy quién para decir qué enfoque debés darle a tu experiencia, a tu blog y a tu pintura. Si siento q debo opinar desde algún sentido opuesto, será solo si después de una decisión tomada veo contradicciones o cuestiones confusas (q ya cuestioné) q no me cierran, con la libertad de pensar diferente, pero siempre trato de q sea con la intención de aportar para q nos sirva a todos.
        Te recuerdo algo: cuando analicé el cubo de color y expuse mi desarrollo tu respuesta fue la siguiente en relación al cubo:
        “…El resto de lo que comentas es interesante y su profundidad requiere descubrimientos en tiempo y forma: ya sabes por experiencia que hay cosas que no nos las pueden contar, tenemos que descubrirlas por nosotros mismos, resolverlas cuando surgen las dificultades y reflexionar después sobre lo acertado de nuestro enfoque…Creo que se irán descubriendo sólas…la próxima entrada quizás ayude…”…entonces acá viene la cuestión: la entrada próxima, la q decías q “quizas ayude” era: “la luz II”, donde te recuerdo q decías:
        “¿Puede la luz representarse de cualquier manera? Bueno, sabemos la respuesta; evidentemente no, pero me refiero a si dado un determinado flujo de luz sobre un objeto, podemos crear los tintes a nuestro antojo…veamos, quedará más claro con imágenes:” …y concluías ese primer desarrollo en q “Parece evidente entonces que hay una interrelación entre la luz ambiente y cómo la reflejan los objetos, y no cualquier representación parece válida.”
        Entonces yo te respondí:
        “Miguel, te respondo acá desde el último comentario: “Creo q no ayuda del todo, ya q estamos hablando de la luz desde el comienzo disociándola al color desde la entrada : La luz I. Entonces el tema y las demostraciones tienen un claro enfoque tonalista, Trato de estar atento al contexto con que decís las cosas, pero sabemos q la luz es color, y como no hablamos mal del colorismo vale considerar la demostración para éste último también..y para “ver si ayuda”…” y acerqué el link desde la página de la representación del cubo colorista del foro en respuesta a tu pregunta.

        Por lo tanto nunca cuestioné el enfoque tonalista aquí, dije q NO AYUDA porque para tu argumento de “si podemos crear los tintes a nuestro antojo” decís q NO y yo te demuestro q SI desde el cubo colorista saturado del foro Wet Canvas. Por eso, y porque pienso q tampoco serviría para el cubo q analicé yo, te respondí q NO AYUDA probarlo desde un enfoque tonalista, que desde la entrada “la luz 1” tratás la luz disociándola del color, por eso digo q vale contemplarlo desde el color entonces por razones obvias.

        Entonces no solo quedó descontextualizada mi respuesta, no tuviste en cuenta q para responder la primera cuestión de la entrada “la luz ii” no se puede hacerlo sin contemplar el color, queda demostrado q se puede hacer lo q decís q no se puede, por medio de la saturación del color y eso solo se logra desde un enfoque colorista de la cuestión.
        (Por eso dividí la respuesta en dos, porque convengamos q el formato blog NO AYUDA cuando todos los comentarios y las entradas se relacionan, a este blog le convendría un apartado en formato FORO para “ver si ayuda”…tomalo como una reflexión sugerente)

        Segunda cuestión:

        Decís que un amigo del blog argumenta, que queda demostrado que el color puede compensar perfectamente la falta de contraste de valor en un cuadro y que luzca “perfectamente realista” sin priorizar el valor (leo en mas de 5 ocasiones: “perfectamente realista”, “perfecto realismo”, “realismo perfecto”, “mas realismo” enfatizando negativamente, mientras le preguntás si quiso decir eso). Luego decís q el foro q cita tu amigo es interesante, pero q pretende demostrar algo diferente al principio, y q algunas personas obstinadas opinan igual q tu amigo y no entendés por qué…etc.

        Veamos, es acá donde nace esta cuestión, cuando le respondés a José :

        “Totalmente cierto…desde entonces se dividió este arte en esas dos corrientes: la tonalista y la colorista, y cuando se pinta hay que decantarse por una en detrimento de la otra. Si yo he optado por un enfoque tonalista es porque creo, y así lo recomiendan incluso los coloristas, que para aprender hay que comenzar por los fundamentos básicos…y hay algo que los ‘buenos’ coloristas dominan muy bien: el valor del color y las interrelaciones de unos con otros en cuanto a contrastes de valor y simultaneidad. Suele decirse ‘no se puede empezar una casa por el tejado’…el arquitecto que hoy día empieza una casa por el tejado es aquél que domina perfectamente los principios básicos de las cimentaciones, y sólo teniendo muy en cuenta estos principios, se ve capacitado para hacer un edificio a la inversa -en realidad es un engaño aparente, porque cuando comienza el ‘tejado’ ya ha puesto los cimientos del edificio, que soportan todo el esqueleto estructural. Con el color pasa igual: lo que creemos ser una pincelada desenfadada goza en realidad de una precisión colorista basada en una depurada técnica de TODOS los factores del color, incluido el valor (¿no es acaso un cambio de valor una modificación sustancial del color?, como he reflejado)
        Desde mi punto de vista el principiante no debería optar por un camino colorista como una especie de huída en la formación del difícil camino valorista…según dicen, acabará o frustrado o engañándose a sí mismo, en un camino sin retorno, y sin comprender muchos de los problemas a los que se enfrenta y no resuelve. Hay mucho falso colorista, seamos francos…
        En cualquier caso es mi opinión, y yo he optado por este camino, creo que muy necesario, al menos para mi.
        Pero igualmente digo: ¡suerte con el pincel a los que se decidan por el otro!”
        …………

        Entonces pienso, acá hay una contradicción. Soy uno de los primeros seguidores de éste blog, y lo he leído completamente. Aquí está reflejado tu método de aprendizaje de pintura al óleo explicado magistralmente. Cada tema tratado a fondo donde se puede ir viendo el avance de un principiante. Es désde acá donde tenemos q hablar cuando hablamos de principiantes, siempre desde nuestra experiencia Miguel. Y tu camino es firme, riguroso y a la vez desordenado. Hay q decirlo porque es justo, porque así debe ser o así suele ser el camino de un autodidacta.¿O acaso este blog sigue algún programa académico de escuelas “serias”? por supuesto q no.
        Y en éste camino avanzaste y retrocediste para volver a avanzar y retroceder cada vez q lo creíste necesario. A un ritmo desparejo, por momentos grandes avances y por momentos no, con reflexiones e inseguridades propias de quién aprende con seriedad y se cuestiona el camino.
        Y no empezaste como le explicás a José y desde donde nos explicás con ésta entrada q debe comenzar un principiante, eso lo deducís hoy después de una larga experiencia (no porque le hayas hecho caso a los maestros). Aquí está la contradicción, y entendeme bien: ESTA BIEN Q ASÍ SEA y eso es lo q defiendo también.
        Por eso ironizo el comentario donde le decís a José q no hay camino de vuelta para un principiante q empieza por el color y hablás de frustración y de caminos sin retorno, o de lo ilógico de empezar un camino al revés, etc. No necesito demostrar nada desde la lógica, la verdad está en este blog q refleja tu experiencia desordenada como debe ser. Vos solo te contradecís, porque no hay una lógica para el aprendizaje (las universidades de hoy están tratando esta cuestión desde la creación de nuevas universidades con otra óptica mas parecida a la de un autodidacta( multidisciplinares?)) dependerá de cada uno y de distintas sensibilidades y habilidades la facilidad para resolver una cosa o la otra.

        Y tampoco se entendió mi comentario sobre Weistling porque iba en ese sentido, volveme a leer y fijate q lo q hago es decir q ya no sos tan principiante y q empezás una casa desde el tejado porque ya estudiaste a fondo las propiedades del color. Pero no, sentís q te acuso y q debés asumir algún tipo de error por no haber hecho un estudio previo. (Hoy me dejás un nuevo comentario en el q decís q no hay seguridades si lo hubieses hecho)…pero por supuesto!…Eso es lo q quiero decir. Que no seamos rigurosos con nosotros mismos, y q confiemos en lo q vamos teniendo mas claro, pero si elegimos ser rigurosos con duros fundamentos y pruebas técnicas, no seamos contradictorios al saltearnos pasos importantes.
        Luego, dije q Weistling es valorista y q opera como un colorista (no sé q és, hasta al propio Weistling no le interesa hablar del tema, y si googleamos lo llaman colorista), Además del video, si nos fijamos en los “paso a paso”de su blog, entiendo q es más colorista q valorista por el manejo del color, temperatura etc.
        Y es en éste sentido q te digo q me parece no es el camino correcto cuando por un lado decís q hay q empezar por el valorismo, a la vez q pintás un cuadro de Weistling con su estilo tan particular. Por eso la cuestíon q te planteo del fondo del cuadro, porque para hacer un cuadro tan difícil solo lo estás logrando con todo el estudio previo del color q lograste desde tu experiencia DESORDENADA (q me parece perfecto q así sea).
        Por eso opino lo contrario, porque está ante nuestros ojos el argumento. Tu experiencia es valorista, colorista, valorista, colorista y nadie puede decir q no sirva, los resultados están a la vista.
        Si vos hoy querés profundizar y estudiar a fondo el valorismo y explorar hasta agotar todos los recursos porque entendés q ambas corrientes priorizan el valor, es tu camino q comienza recién ahora, las pruebas están a la vista. Yo coincido mas con tu último comentario donde decís q podes ir probando de vez en cuando el colorismo, por supuesto!. No vale autoflagelarse si intuís q terminarás en el colorismo. Vale confiar en todos los ejercicios de color q tenés aprehendidos o reforzarlos con prácticas.

        Y esto es todo.

        (Me equivoqué en decir “perfecto realismo” y debí haber dicho “perfecto realismo de la luz”? Da igual Miguel, la lógica de argumentos coloristas- tonalistas no superará tu experiencia y avances q demuestran lo contrario.)

        Mi deseo de q sigas avanzando en el camino q mejor sientas, hacele caso a tu intuición también.
        Juan Pablo

        • Bien Juan Pablo…¡desde luego te has explicado! y me alegro. Queda clara tu postura. Por si te sirve de algo sólo añadiré que creo que nos hemos enzarzado en un montón de medias verdades, porque explicarse por aquí es muy difícil y, como dices, el hilo del blog no nos ayuda. Todo esto se habría resuelto con unos caballetes y una buena charla. Por eso te ofrecía lo de escribir un artículo…Por cierto, nunca me he sentido “atacado”, sino que se malinterpretaba lo que decía (malinterpretar no implica mala intención, aunque suene mal) y por eso he querido seguir explicándome. Y por supuesto que me refería a ti en la entrada, aunque he preferido no personalizar y de ahí que no te nombrara, porque escribía para todos (incluidos aquéllos que compartieran tu punto de vista).

          Respecto a lo que dices ahora de mi: lo acepto todo, porque hay mucho cierto, y lo que pueda no serlo tampoco es importante, me parece más importante no seguir puntualizándonos.. Y tú eres de los que mejor conoces este blog, así que no creo que te equivoques mucho cuando analizas mis avances.

          Por cierto, una última cosa: de Weistling, dijiste bien al llamarlo valorista: en fin, en el vídeo que estoy siguiendo es él quién defiende expresamente el ‘valor’ frente al color, así que ya pueden decir lo que quieran los googles…(lo que pasa es que al final todos usamos color, no vamos a pintar en blanco y negro)

  2. mariafatimaaa dijo:

    Yo creo que el colorismo es más difícil y que el principiante debe empezar por el tonalismo pero sin que desprecie el colorismo (porque de hecho es más difícil).
    María Fátima

  3. Vaya ristra de publicaciones densas y muy didácticas llevas para estas alturas de año, enhorabuena! Sin duda tu blog se consolida como el mejor sobre técnica pictórica en castellano, y por mucho tiempo espero!. Muchas gracias por seguir compartiéndolo!

    Un saludo

  4. Enrique Gonzalez dijo:

    Excelente, maestro definitivamente lo mejor del arte pictorico en Español, te mereces un aplauso, he aprendido mas en estas cortas explicaciones…no tan.., que en los muchos videos que he visto.
    Exito

  5. yader garcia dijo:

    oh eh miguel pone mejores análisis de la pintura al oleo y no esas locuras que pones ahí me disculpas la frase soy bastante critico y acerrimo enemigo de pegostes y obras que en su momento nadie considero como valiosas y ahora nos las ense;an como para creer que en ellas hay una escuela o un gran aprendizaje o una gran maestría de técnicas ciertamente he visto el interes por obras asi solamente en personas que el dibujo y la aplicacion del color no les favorecio en la naturaleza o ya sea en la escuela de bellas artes ya te habia escrito anteriormente ahi tenes el prado y los demas musos de obras clasicas para que hagas de ellas un comentario y ensenanza adecuada

  6. Juan Pablo dijo:

    Gracias por lo humano de tu respuesta Miguel… a seguir pintando!

  7. manuel jose dijo:

    Todo a sido un engaño, la pintura de vanguardia se forjo en rachazo a lo academico rompiendo las bases y normas, la pregunta es,hay una intencion de estudio de formas y color, pues no porque simplemente pintaban como a ellos se les antojaba, entonces no hay porque hacer grandes analisis a estas obras o grandes estudios pues los que las pintaron estaban en contra de las normas establecidas, los grandes pintores como Rubens, David, Ingres etc, fueron a Itatia a aprender de los Florentinos que eran grandes maestros, como puedo aprender de Van
    si pinto deliberadamente fuera de lo real, entiendo que en estos momentos se defienda a estos pintores, pues hay muchos que refugiandose en este tipo de representaciones han encontrado un lugar como pintores en la actualidad, como tu dices Miguel hay mucho que hablar sobre esto, pero en el fondo el que nace con un gran talento para esto quiere pintar y dibujar a la perceccion , en mi opinion la pintura sigue dormida esperamos que un dia se despierte pues estamos viviendo una crisis pictorica de la cual las galerias se han vuelto como tiendas de artesanias para satisfacer un mercado o persona para decorar su oficina o casa y el pintor es esclavo de todo este rollo pensando que lo que hace son obras maestras comparandose con rafael, caravagio, Leonardo etc.
    Pero bueno esto es parte del mundo en que vivimos y hay de todo, espero que sigas poniendo buena informacion, no te olvides que hay personas que nos gusta la pintura de los clasicos y dobre estos hay mucho que indagar.
    Gracias y buena suerte

  8. lovelia vera dijo:

    Excelente! Me declaro adicta a sus puntos de vista y la forma como nos extrae de la realidad con su interpretacion de la pintura. LV

  9. mariafatimaaa dijo:

    Por favor Miguel, cuando tengas tiempo (después de terminar el Rafael), ¿podrías hacer con las maderas lo mismo que con los colores específicos carne y metales?
    Cuando se pinta algo hecho de madera, o la mesa donde están las cosas situadas… tengo dificultades con algunas maderas. En principio es fácil pero a mí me resulta más fácil pintar metales que maderas.
    María de Fátima
    GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    • Lo intentaré Mª Fátima…aunque ya veremos si soy capaz.
      De momento permíteme una directriz (mejor que consejo, porque yo también sigo ejercitándome en ella, sin haber logrado dominar aún a ‘la bestia’): NO PIENSES…
      – ¿Cómo?, me dirás.
      – Me refiero a que anules a tu hemisferio izquierdo del cerebro (‘la bestia’), que es aquél que te está insistiendo en que lo que pintas “es madera”. Mira el objeto, sin más juicio que las formas que muestra; entrecierra los ojos y trata de ver formas de color con cambios de temperatura. Trata de ajustar esas formas con el pincel en tu lienzo: color (6 posibles), valor (5 tonos), saturación (empieza por unos 5 grados). Realiza pequeños ejercicios. Poco a poco irá entrando el hemisferio derecho para darte las sensaciones adecuadas. Si te cuesta trabajo domar a la bestia, dale la vuelta al lienzo 180º, el objeto dejará de tener sentido (dejará de ser una mesa o una silla…) y sólo podrás atender a las formas que ves.
      Tenemos que esforzarnos en estas cosas…forman parte del camino del artista.
      ¡Ánimo y suerte!

  10. mariafatimaaa dijo:

    Gracias por el consejo.
    María Fátima

  11. Isidro dijo:

    Amigo Miguel, abusando un tanto de su generosidad, quisiera reproducir aquí una cuestión que ha salido a relucir en un blog que suelo visitar. Verá, uno de los contertulios afirma que, mientras las matemáticas son acumulativas (de conocimientos), el arte y la lengua no los son. Pero si esto fuera así, ¿tendría sentido hablar de entendidos en arte? ¿No se reduciría todo a una cuestión de gustos donde no puede penetrar el juicio y el discernimiento? Mi modesta opinión es que el arte sí es acumulativo, sea del tipo que sea, plástico o sonoro. Por ejemplo, el contraste es, en pintura (también en música, por supuesto) un elemento imprescindible para lograr más eficacia expresiva. Pues bien, quien conozca los siete tipos de contraste (de color, claro/oscuro, cálido/frío…) tendrá más probabilidades de éxito que quien solo conozca, por ejemplo, tres. Y a mí me parece evidente que esto es conocimiento objetivo.
    Creo que nadie en su sano juicio dudará de que las Meninas es una muestra de arte superior a las que, en demasiadas ocasiones, se exhiben en Arco. Y si las Meninas es una obra de arte superior a cualquier quisicosa posmoderna, lo será por acumular más conocimientos plásticos y expresivos.
    Me gustaría conocer su docta opinión al respecto. Disculpe que me salga del tema de la entrada. Gracias.

    • Gracias por tu interesante opinión Isidro…la mía, que no es docta ni mucho menos, desde el punto de vista de los relativistas es, sin embargo, tan válida como cualquier otra. Pero me temo que eso no anima mi juicio…allá quien se contente con tan poca cosa: no seré yo. Entendidos los hay en todas las disciplinas, y cualquier tipo de entendimiento requiere formación y esfuerzo. Por cierto, la lengua también: que se lo digan si no a Don Francisco de Quevedo. Tras años de disciplina en el aprendizaje, sin duda el ‘genio’ encuentra mejor acomodo donde afilar las aristas de lo excelso. Incluso en las disciplinas más elementales -me refiero a que son automatizables por repetición-, como las deportivas, el conocimiento puede marcar la diferencia, no la práctica: se demuestra en que un buen entrenador no tiene porqué haber sido un buen atleta. A menudo se malenjuicia a los críticos literarios como escritores fracasados: puede darse el caso pero no creo que sea generalizable; sin duda lo hará el autor que ha sido blanco de sus críticas mordaces. El conocimiento objetivo ha sorprendido incluso algunas de las profesiones más antiguas, que se mostraban reacias a ‘creer’ en ello: la agricultura y la ganadería. Milenios de experiencia no han soportado el crisol de la ciencia, a pesar de mirar a los acólitos del nuevo conocimiento como ‘niñatos de universidad que nada tienen que enseñarnos’. Así se muestran también los actores de cine y teatro con los críticos y, en fin, todo aquél que es objeto de crítica: y es que está en la naturaleza humana resistirse a ella, a ‘cambiar’ de pensamiento porque otro nos convenza. Esto crea estragos, incluso en la vida de las parejas…
      Yo, que no creo en el relativismo, pienso como tú. No cualquier opinión vale y, de las que valen, no todas valen igual: y esto se puede aplicar a cualquier disciplina. Así que, visto lo cual y siendo coherentes, diré que esta mi opinión, que no es docta, no vale absolutamente nada…pero, aunque te advierto, gracias por la confianza que me dispensas previamente.

      • Isidro dijo:

        Si tu opinión no es docta, Miguel, al menos lo parece. (En mi tierra, por cierto, según me cuenta mi anciano padre, se solía decir aquello de “cava hondo, echa basura y ríete de los libros de agricultura”.)
        Pienso que el relativismo es el cementerio del concepto y la inteligencia. Hay quien argumenta que, a diferencia de lo que ocurre en la ciencia o las matemáticas, en el arte no hay progreso. Einstein corrige a Newton, pero Velázquez no corrige o supera a Tiziano. Matizan que sí puede haber evolución dentro de un determinado estilo, pero que la calidad artística de estilos muy diferentes no es comparable. Por ejemplo, no son comparables Velázquez y Picasso, o el realismo figurativo y el arte abstracto. Mi opinión es otra: siempre que hablemos de arte pictórico, todo es comparable en calidad. Porque aunque el arte no persigue un conocimiento objetivo de la realidad (al estilo de la ciencia), es indudable que el artista precisa de muchos conocimientos objetivos para poder expresar su subjetividad de manera estética y plástica. Necesita conocimientos y recursos para ser eficaz. ¿En qué? En provocar una respuesta determinada (buscada) en el espectador. Una respuesta estética. Desde este punto de vista, ya no resulta tan obvio que diferentes corrientes y estilos no sean comparables en calidad artística. Hay géneros menores y mayores. Es decir, hay géneros más o menos ricos en conocimientos estético/psicológicos subyacentes. Si mantenemos invariable el factor talento, una manifestación artística (corriente u obra) será superior a otra en la medida en que pueda hacer uso de más recursos plásticos. Así, por ejemplo, aquel artista (o aquella época) que conozca la sección áurea y la perspectiva, tendrá más probabilidades de provocar una respuesta estética que el artista que no conozca estas cosas, bien por ignorancia personal, bien porque la época que le haya tocado vivir no esté suficientemente desarrollada. Se trata de conocimientos acumulados en la experiencia de los artistas a través de las generaciones. En Velázquez hay un Caravaggio, y un Tiziano y un Rafael… Al igual que los genios científicos se suben a hombros de otros gigantes que los precedieron, los artistas con talento se valen de la herencia de otros grandes.
        Pero el hecho de que los conocimientos se acumulen en el tiempo, no significa que hayan de ser utilizados por los artistas de últimas generaciones. Hay épocas que, por las razones que sean, hacen caso omiso, o, incluso desprecian, el valioso legado de siglos. ¿Hay duda racional de que la música culta es infinitamente superior al bakalao? ¿Está Chimo Bayo a la altura de Mozart? ¿Están las músicas tribales a la altura de las óperas de Verdi? Increíblemente, hay personas que, posmodernidad en ristre, se empeñan en afirmar que son cosas diferentes que no se pueden comparar en calidad. ¿No es el arte de Goya muy superior al de los pintores de Altamira? Para mí no hay duda: sí. Y esto no significa que el pintor de Artamira no fuera un genio de la pintura. Lo fue. Pero su genialidad no contaba con los recursos técnicos acumulados durante siglos de que se sirvió el genio de Goya. No debemos confundir valor con mérito. El mérito del pintor de Altamira es, seguramente, tanto como el de Goya (o más, no lo sé), pero el valor estético objetivo de las pinturas del hombre primitivo no puede estar a la altura del valor estético de las obras de Goya. Y una prueba de lo que digo es que no sería razonable esperar que el pintor de Altamira hubiera podido pintar al modo de Goya en caso de haber contado con los medios materiales de éste. Goya, sin embargo, sí podía pintar al modo del pintor de altamira. O supongamos lo siguiente: que Goya y el pintor de Altamira hubieran vivido en la misma época y el mismo lugar, y que nos tocara comparar las pinturas de uno y otro. ¿Habría destacado el pintor de Altamira? ¿Nos sorprenderían sus pinturas? ¿Podríamos preferirlo racionalmente a Goya? En el arte (sonoro o plástico) hay, pues, evolución; es decir, soluciones más eficaces para provocar en el espectador (culto e inteligente) la respuesta estética deseada.
        En fin, espero que estas elucubraciones no estén fuera de lugar y sean de interés para alguien.
        Saludos
        Isidro.

        • Totalmente de acuerdo…sólo decir que Einstein “supera” a Newton subiéndose a sus hombros igual que hace, como bien dices, Velázquez con Caravaggio, etc., (ocurre que es peligroso lanzar estos mensajes al ‘gran público’ porque parece que Newton queda descartado por Einstein: puedo asegurar que las teorías de Newton siguen estudiándose en la Universidad y son de aplicación directa a miles de problemas, dando la solución buscada y necesaria)
          Me alegro que escojas a Goya para el resto de la argumentación…creo que fue un genio muy adelantado a su época.
          Y conforme con que el pintor de Altamira podría haber pasado desapercibido en el Renacimiento. Y que son comparables diferentes estilos: bajo esa óptica, para mi Velázquez supera a Picasso. ¿Devalúa esto a Picasso? Probablemente él mismo hubiera dicho que no. ¿Es Rembrandt comparable? Sí lo creo. ¿Está a la altura?. No le faltarán defensores de peso (entendidos) con opiniones nada desdeñables. ¿Hay algún impresionista comparable? Quizás…pero no todos los que se valoraron entonces y ahora. Recordemos que fueron ellos quienes ‘recuperaron’ la importancia en el Arte de Velázquez (por poner un ejemplo). Recordemos que Renoir llegó a decir de Las Meninas:
          «Todo el arte está ya en el lazo rosa de la infanta Margarita. Aunque viéndolo, se te quitan las ganas de pintar… Te das cuenta de que todo está ya dicho.»
          Dices que el arte debe provocar una respuesta “estética” (añades después) en el espectador. Los relativistas te dirán que según el concepto de estética (personal, ergo relativista) ellos podrán defender que Chagall es como Velázquez porque les provoca una respuesta estética (no olvidemos que así también aumenta el “mercado” del Arte). Se ha escrito mucho sobre el factor ‘decorativo’ del Arte, en virtud de esto: probablemente queda más bonito en casa colgado un cuadro de Chagall que Las Hilanderas de Velázquez. ¿Hace eso que sea superior su arte? No.
          En fin, son muchas cuestiones, muy de la vida de a pie. Cuando digo que mi opinión vale poco me refiero a lo mismo: hay personas que llevan mucho tiempo estudiando y leyendo sobre estas cuestiones, los factores del Arte, y cosas así, en las que yo apenas llevo un tiempo pequeño en comparación. Me parecen de mucho interés y además explican un poco -o un mucho- cómo está el mundo y cómo funciona, tan influenciado por el relativismo…
          Una última pregunta: ¿hay algún Velázquez de nuestro tiempo? Se ha llegado a tal dominio y perfeccionamiento del ‘hiperrealismo’ que da la sensación de que el Arte ha quedado sesgado, como en la cuneta. Se crean magníficas e impresionantes réplicas de la realidad, bellísimas algunas. Estos ‘reproductores’, ¿son todos artistas o son mecánicos del óleo, fieles reproductores-ajustadores del color? ¿Por qué Lipking dice que Antonio López es el genio vivo de nuestro tiempo? ¿Qué le diferencia de otros como Arizábalo, Dino Vals o Castellanos? Aquí ya son los entendidos los que deben pronunciarse…

          • Isidro dijo:

            Es cierto. Los relativistas me dirían que Chagall también les produce una respuesta estética. Y puede que sea verdad. Lo que hay que decir es que existen gustos enfermos o estúpidos. No lo digo por el gusto por la pintura de Chagall, que no es para tanto. Pero fíjate que, como en este mundo tan vasto, y tan basto, hay gente que cree que arte es defecar delante del público y, luego, para rematar la faena, comerse lo exonerado. No es algo que me esté inventando: un tal Fernando Pertuz, un escatológico “artista” posmoderno, lo hizo. Buen provecho. Y démonos cuenta de que, para el relativista, todo es aceptable, incluso el necrofílico. ¿Pero no son, como digo, gustos enfermos y aberrantes? Los relativistas dirán lo que quieran. Están en su derecho. Como yo lo estoy en el mío de decir lo que digo.

            Estamos ante una cuestión de inteligencia natural y de preparación o educación. Las fórmulas cuánticas son por completo ininteligibles para mí (por desgracia). Hace falta inteligencia y formación adecuada para poder entenderlas y, si se quiere, saborearlas estéticamente. Ya sabemos que también en las teorías científicas se puede ver belleza. Pero, claro, para ello hay que tener puestas las gafas adecuadas. Lo que quiero decir es que el gusto personal es dependiente de la inteligencia y la formación del sujeto. El gusto, en definitiva, se educa, pues educar el gusto es tanto como educar la inteligencia en lo complejo y sutil. Yo soy incapaz de sacarle gusto a los más añejos vinos. Pero los catadores de vino han educado el paladar, y son capaces de percibir aromas y sabores que para mí pasan desapercibidos. En ciencia, música y artes plásticas ocurre lo mismo. Uno de los más graves falacias de nuestro tiempo, absolutamente nociva, es dar por sentado que el gusto (estético) es algo espontáneo e independiente del intelecto. Nada más falso. Para poder apreciar la música culta es preciso educar el oído y la inteligencia. Y para cultivar la inteligencia, es necesario templar la voluntad, la atención mantenida, la concentración y la memoria. No es de extrañar que nuestros jóvenes, a quienes no educamos la voluntad (ni, por tanto, la inteligencia), prefieran, cada vez más, productos “artísticos” carentes de elaboración, articulación y complejidad. En las piezas musicales que gustan oír, no hay partes diferenciadas (introducción, desarrollo y desenlace). Incapaces de soportar incentivos demorados, todo es estallido sonoro desde el primer segundo.

            En mi muy modesta opinión, Antonio López es gran talento, pero nada comparable a Velázquez. Y yo creo que tampoco es hiperrealista. Los hiperrealista, como bien sabes, utilizan la fotografía, y esto, aunque parezca algo sin importancia, la tiene. Claudio Bravo, que pintaba del natural, utilizaba, a conveniencia, la luz que más le gustaba para iluminar los objetos de sus pinturas. Unas veces, la de la mañana. Otras, la de la tarde, según su criterio estético, con la intención de mejorar el aspecto de lo pintado según su personal gusto. Y otro tanto hace Antonio López: él va registrando el paso del tiempo en sus modelos. Acumula los efectos del paso del tiempo en sus pinturas a lo largo de meses y años, y esto le va confiriendo a su obra, creo yo, un carácter cambiante y singular que la simple foto, siempre estática, no puede sugerir. Pero, claro está, todo esto sí que no es más que la opinión de un lego en la materia.

            • El arte no es sólo belleza. A mí me gustan mucho las pinturas negras de Goya.
              En lo que sí estoy de acuerdo es en que hay cosas que suponen una evolución (por ejemplo la perspectiva en Giotto)

              María Fátima

              • Isidro dijo:

                Hola, María Fátima. Mi opinión es que el arte siempre ha de ser bello. Pero hay que matizar qué entendemos por belleza. Es obvio que el contenido de las obras de Goya en su etapa oscura es truculento y desagradable. Sin embargo, el significante (la forma como se expresa ese contenido), es armónico. Como decía Parramón, lo que no puede faltar en ninguna obra de arte es armonía entre las partes,correspondencia entre las cosas representadas. Antonio López también ha pintado objetos poco atractivos en cuanto al contenido (un cuarto de baño mugriento, etc.), pero en esas obras no falta una muy estudiada armonía de colores, un dibujo preciso…). En fin, es sólo mi opinión.

                • Este tema es muy interesante. Siempre me he preguntado si yo le hubiese comprado algo a Van Gogh, Picasso, Munch… cuando estaban vivos. A mí me gustan, pero en su momento ¿les habría comprado algo? Yo quiero pensar que sí.
                  Por esto, también me pregunto quién merece la pena ahora. Me resulta interesante saber si tengo “ojo” o no para juzgar.
                  Yo de entrada pienso que todos los artistas en general son siceros con lo que hacen, pero hay que tener cuidado con los fraudes (que los hay en todos los aspectos económicos, no sólo en arte).
                  María Fátima

  12. Fernando Peñuelas dijo:

    Me pareció muy interesante esta entrada, buscaba algo en google relacionado al colorismo y coincidí con este blog, creo que llega un momento en la vida de quien se dedica a la pintura de tomar la decisión entre el tonalismo y colorismo como un recurso técnico en su trabajo, un día me enfrente con la fotografía que tomé para un retrato, con ella pretendía hacer una pintura que demostrara mi personalidad como pintor, tome los recursos que mas me gustaba utilizar: Dibujo lineal y color en planos, cuando lo vi terminado me di cuenta que ese sería mi camino, el color se ha vuelto una obsesión y he estado experimentando con él, pero lo que me parece más importante en el color es cuando actúa como símbolo.

Por favor, deja tu pincelada...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s