La conchiglia di Venere (I)

Se me ocurrió esta analogía con una “caja de Pandora” o “chistera de mago”, con evidente connotación pictórica, para referirme a una especie de cajón desastre donde elucubrar sobre los más diversos temas que fueran surgiendo. La vi como título de una web de internet y se traduce algo así como “La concha de Venus”…sugerente, ¿verdad?

Las conchas han sido siempre consideradas como símbolos de la fertilidad femenina. El dorso de la cáscara se asemeja a un vientre de embarazada, y la parte inferior de la cáscara se asemeja a una vulva. La concha, como símbolo de Venus, significa el renacer de una persona, su resurrección; es decir, la “muerte” o superación del “ego” (egocentrismo) para dar paso al “auténtico yo” (sencillo y humilde). 

“Volver a nacer”, le decía Jesús a Nicodemo…el parangón universal de la crisálida transformada en mariposa como transición de la vida a la belleza suprema… “de oruga a crisálida, o pupa… y de ahí a la belleza” le decía el Dr. Hannibal Lecter a la agente Clarice Starling, en la famosa película “El Silencio de los Corderos” de Jonathan Demme, como última forma del conocimiento aristotélico, la “episteme” o forma universal a partir de los “primeros principios”, para descubrir la naturaleza del asesino “Búfalo Bill”…


Un ejercicio que hemos visto ya alguna vez es el establecimiento de la luz y la sombra en un objeto…nuestros ojos, acostumbrados al más puro realismo de todo lo que ven, detectan inmediatamente el engaño en cualquier imagen:

quo3

aunque no lo parezca, el papel del suelo tiene el mismo color en la luz que en la sombra y nuestro cerebro, todo un experto, no lo admite; por eso prefiere llevarnos a la confusión sobre el color (nos dice que son distintos) porque nuestra consciencia del hecho lumínico tiene capacidad adaptativa, según el entorno, y requiere que se cumpla su ley aún obligando al cerebro a engañarnos…

He aquí el color de ambos papeles, donde nuestro cerebro detecta un fallo de realismo, haciéndonos pensar que son diferentes:

quo3

Igualmente ocurre con esta otra imagen y su color asociado:

quo3

ambos papeles son de este color:

quo3

Sólo cuando nuestros sentidos captan dos colores bien asociados al entorno en que se encuentran, nuestro cerebro nos informa de que estamos ante la misma cosa, el mismo color…

quo3

cuando en realidad, estos son los dos colores asociados:

quo3

Esta paradoja es necesaria para la adaptación del cerebro a la información que le transmiten nuestros ojos y nos permite, entre otras cosas, ver en tres dimensiones, o identificar el objeto de la izquierda como una cartulina blanca, matizada por una sombra arrojada…

Deberíamos tener esto en cuenta a la hora de interpretar con demasiada rigidez la información que nos transmite nuestro cerebro proveniente de los sentidos, nuestros verdaderos agentes informativos, nuestro FBI particular…nuestro cerebro es un mentiroso especializado en la supervivencia, muy, muy especializado…

Hace poco una amiga me discutía sobre el color de una cosa; conocedor de este hecho lo dejé estar, era preferible que aquello fuese de un “violeta divino” que perder la amistad, desde luego, pero sirva como ejemplo esta broma para no dar demasiada importancia a las primeras impresiones de las cosas…y sobre todo, de las personas…


No es algo muy conocido pero el gran genio Don Francisco de Goya pudo hacer que Napoleón ganara la Batalla de Waterloo, en 1815…increíble, ¿verdad?

Estando el Duque de Wellington en España, meses antes de la batalla, probablemente por la ayuda prestada a la expulsión de José Bonaparte, ya que Inglaterra reconocía a Fernando VII como regente (“el tigrekán”) y, afamado como era el duque, no desaprovechó la oportunidad de requerir un retrato al maestro aragonés. Ignorante de su genio (¿es que no aprendió nada de Palafox y los aragoneses?) no quedó contento con el resultado del cuadro (desde luego era ignorante, al menos en arte) y parece ser que Goya desató su furia sobre él; estos episodios eran normales en la época (y en la historia –dicen que Caravaggio llegó incluso al asesinato), y el genio aragonés tomó una faca en ristre y se abalanzó sobre el duque, al que hubiera degollado allí mismo de no mediar unos ayudantes en el conflicto y salir el duque “por patas”, dicho en castizo…

De haberlo matado es muy probable que en Inglaterra no hubiera otro militar de su altura que hubiera podido vencer a Napoleón en Waterloo, por lo que la Historia hubiese cambiado dramáticamente…para Europa al menos…quizás a España la habría salvado del tigrekán…¿quién sabe?

Goya, Retrato del Duque de Wellington (1812-1814) National Gallery, London

Wellington_at_Waterloo_Hillingford

«Wellington en Waterloo», del pintor Robert Alexander Hillingford

the_turning

The Turning Point at Waterloo de Robert Alexander Hillingford

Esta entrada fue publicada en Pintura al Óleo. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La conchiglia di Venere (I)

  1. Eduardo dijo:

    Muy instructivo, como siempre, Miguel. Me plantea el tema de la temperatura.

  2. Natalia dijo:

    Pasión por la pintura al óleo y/o pasión por el alma humana? Me ha alegrado el día leerte

  3. José dijo:

    Muy interesante y de mucho provecho la observación.
    Cuesta mucho trabajo aprender a ver los colores, pero vale la pena.
    Saludos

  4. pablo dijo:

    Muy buena la entrada, soy pintor y hace unos meses descubrí el Blog. Me han servido mucho sus artículos. Muchas gracias y felicitaciones.

  5. Repro-Arte dijo:

    Me ha encantado leerte. En poco espacio has dejado unas pinceladas en mi mente que brillarán durante el día. Muy interesante. Sobre los devenires de la historia, también podría haber ocurrido que Wellington, gran militar acostumbrado a la guerra, hubiese matado en la contienda a Goya, y entonces habríamos perdido a nuestro genio y no conoceríamos quizá cuadros como Los fusilamientos del 3 de mayo o Saturno devorando a su hijo. Quien sabe…
    Felicitaciones por el blog.

  6. ivan dijo:

    Muy buenos los aportes que ofreces, me encanta la pintura al óleo y me gusta aprenderlo, a mi personalmente me sirvió de mucho un curso, dejare el link aquí por si también os puede ayudar, un saludo.

    Web del curso de Nacho Quiroga (usar buscador web)

    • Gracias Iván…
      Respecto a ese curso de Nacho Quiroga he de decir (y ya lo dije en otra ocasión), sin entrar en valorarlo, que detesto las páginas donde el webmaster me obliga a permanecer en ellas cuando quiero salir, con ventanas emergentes y similares. Serán trucos comerciales, pero son una falta de respeto al usuario…así que no puedo recomendarla. El tal Nacho debería respetar más a sus potenciales alumnos que a su cartera… Como se ve que no es así, cualquier otro comentario al respecto de este curso lo interpretaré en consecuencia como una acción comercial y será borrado automáticamente, mientras no cambien esa web programada contra nuestro libre albedrío.

Por favor, deja tu pincelada...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s